El número de becarios en el curso 2015-2016 fue de 866.563, máximo histórico

becarios estudiantesEl ministro de Educación, Cultura y Deporte, Íñigo Méndez de Vigo, ha adelantado esta tarde en el Senado que el curso pasado se cerró con 866.563 alumnos becados en toda España, lo que supone “el número máximo de becarios en toda la serie histórica con un incremento de 30.000 becarios con respecto al curso anterior”.

Méndez de Vigo ha confirmado que de este total de becarios, 323.904 corresponden a becarios universitarios, lo que supone 23.867 alumnos más que en el curso 2011-2012.

“Desde que gobernamos nosotros, el número de becarios en la universidad no ha dejado de crecer: Un 2,84% desde el curso 2012-2013; y un 6,17% de incremento con respecto al curso 2008-2009”.

Méndez de Vigo se ha felicitado por estos datos, así como por el incremento del presupuesto destinado a becas generales por parte del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte “que se ha incrementado en los últimos años, pasando de los 1.161 millones de euros en 2011 a los 1.416 millones de euros en 2016. La cifra más alta de la serie histórica”.

“Los datos son tozudos. El Gobierno ha destinado un importante volumen de recursos para garantizar que ningún estudiante abandone sus estudios por motivos económicos, asegurando la igualdad de oportunidades”, ha dicho.

La parte variable, en las próximas semanas

El ministro de Educación, Cultura y Deporte ha confirmado que la Generalidad ha enviado ya firmado al Ministerio el convenio –acordado entre ambas administraciones- para la gestión de becas y que estaba pendiente de la firma del ejecutivo catalán.

En este sentido, Méndez de Vigo ha anunciado que “gracias a esa firma de la Generalidad, los becarios catalanes van a poder cobrar la parte fija de sus becas”.

Por ello –ha añadido- “gracias a esta firma, se podrá poner en marcha el proceso de cobro de la parte variable para los becarios de toda España, incluida Cataluña, lo que tendrá lugar previsiblemente a partir del mes de marzo, igual que el curso pasado”.

Íñigo Méndez de Vigo ha recordado que los estudiantes cobran 1.500 euros de parte fija, otros 1.500 en concepto de residencia, y un mínimo de 60 euros de parte variable, por lo que “3.060 euros es el mínimo que puede recibir un estudiante becado”.

 

El PSOE generó una deuda de 1.000 millones de euros en becas

El ministro de Educación, Cultura y Deporte ha recordado durante su intervención en el Senado que cuando comenzó la legislatura a finales de 2011 “el sistema de becas tenía una deuda de 1.000 millones de euros” y ha asegurado que “la mala gestión presupuestaria” llevada a cabo hasta entonces “amenazó su continuidad y la posibilidad de que los más de 600.000 estudiantes universitarios y no universitarios que tenían beca pudieran mantenerla”.

Por ello, ha subrayado que “fue necesario” cambiar el modelo del sistema de becas, pero que se hizo “manteniendo 3 ejes esenciales: el sostenimiento de los umbrales de renta y patrimonio familiar; la promoción de la cultura del esfuerzo; y la adopción de medidas para garantizar la sostenibilidad financiera del sistema”.

“Era imprescindible tomar medidas, ajustarnos a los presupuestos e invertir mejor y con responsabilidad los recursos de todos los españoles. Porque gestionar con responsabilidad es la única forma de garantizar las políticas sociales de Estado”, ha dicho.

Los requisitos académicos en las becas ya los puso Gabilondo

Íñigo Méndez de Vigo ha defendido la exigencia de criterios académicos para poder acceder a una beca o renovarla, y ha apostado por “un sistema que conjuga la igualdad de oportunidades con la necesidad de estimular el aprovechamiento académico y la búsqueda de la excelencia”.

El ministro de Educación, Cultura y Deporte ha pedido coherencia al Partido Socialista, al que ha recordado que la exigencia de requisitos académicos para acceder a una beca general ya estaba marcada por el entonces ministro Ángel Gabilondo.

“Permítame que le lea un texto: Las principales novedades que este Real Decreto introduce se refieren precisamente a este ámbito de la educación superior. (…) se introduce (…) un nuevo componente destinado a recompensar el rendimiento de aquellos estudiantes universitarios que obtienen unos resultados académicos superiores a los requeridos para tener derecho a la beca. Esto lo dice el Real Decreto 708/2011, de 20 de mayo, firmado por el Ministro de Educación D. Ángel Gabilondo”, ha dicho.

Méndez de Vigo ha recordado la sentencia del Tribunal Supremo del pasado 1 de febrero contra CEAPA, según la cual “es mandato legal que se conjugue el sistema de becas con el rendimiento académico”, además de que “es un fin lícito que el sistema de becas como subvención fomente la responsabilidad en el estudio por parte de los beneficiarios”.

Print Friendly

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *