El PP lleva al Congreso el modelo lingüístico de Marzà

image_content_6065596_20170207202909Los populares consideran que con la aprobación en el DOCV del decreto de plurinlingüismo se materializan las advertencias que llevan realizando toda la legislatura sobre las ansias de inmersión lingüística que mueven al Consell del Botànic. De ahí que no hayan dudado en dar el salto a Madrid y llevar este debate al Congreso de los Diputados y ante del Defensor del Pueblo.

La presidenta del PPCV, Isabel Bonig, se reunió ayer con el portavoz popular de la Cámara Baja para acordar la presentación de una proposición no de ley que denuncie la desigualdad que este decreto creará en los alumnos. Aquellos centros que no quieran aumentar las horas lectivas en valenciano tampoco podrán hacerlo en inglés. El resultado será que todos los estudiantes valencianos no tendrán acreditado el mismo nivel de inglés en la misma etapa educativa.

Bonig aseguró que el objetivo de esta iniciativa es que toda España sepa lo que está ocurriendo en la Comunitat Valenciana. «La educación se está convirtiendo en un arma de adoctrinamiento político» y advirtió de que el Consell está siguiendo los mismos pasos que dieron los nacionalistas catalanes. «Es la antesala de la inmersión y un chantaje lingüístico».

La proposición no de ley insta al Gobierno a «velar por los derechos lingüísticos en aquellas comunidades con lengua cooficial que limiten los derechos y oportunidades de los alumnos en función del modelo lingüístico en que reciban la enseñanza».

Así mismo, reclama al Estado que garantice la efectiva libertad de los padres en la educación que quieren para sus hijos de acuerdo con los principios constitucionales.

Bonig también presentó ante el Defensor del Pueblo una queja formal firmada por todos los diputados y senadores valencianos del PP contra el decreto.

En el escrito explica que discrimina a los niños y jóvenes de habla castellana, limitando su derecho constitucional, desnaturaliza el Estatuto de Autonomía y, además, va en contra de leyes orgánicas educativas. Por estos motivos, se solicita al Defensor del Pueblo que realice las actuaciones pertinentes para «restituir la igualdad de trato para las dos lenguas oficiales, el respeto para quienes libremente elijan castellano y que educarse en la lengua materna no suponga estigmatización».

Bonig confesó que nunca pensó que en pleno siglo XXI tendrían que solicitar la defensa de un derecho fundamental como es la libertad de los padres a que elijan en qué lengua deben educar a sus hijos. Recordó que en la Comunitat las dos lenguas cooficiales siempre coexisten sin problemas e incidió en que el PP mantuvo durante sus años de Gobierno la Llei d’Ús d’ Ensenyament del Valencià que aprobó el PSPV.

C’s contra el decreto

La diputada de C’s Mercedes Ventura explicó que su grupo en el Congreso de los Diputados ha instado al ministro de Educación a que vele por el cumplimiento de la igualdad y la equidad. Además, ha presentado una proposición en Les Corts para que los padres puedan elegir el nivel lingüístico de los centros escolares y para que se garantice que la oferta de inglés sea la misma en todas las líneas educativas.

Print Friendly

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *