Javier M. Valle, en el Palacio de Colomina, “enseñar por competencias es el único modo eficiente de enseñar en el contexto actual”

Javier M. Valle, Profesor Titular de la Universidad Autónoma de Madrid, Doctor en Ciencias de la Educación y Especialista en Educación Comparada e Internacional, estuvo este sábado 11 de marzo en el Palacio de Colomina (Valencia) ofreciendo una conferencia en la que fue la última sesión presencial del Máster de Dirección y Gestión de Centros Educativos. En esta última clase de dicho postgrado los alumnos pudieron nutrirse de los conocimientos brillantes e inspiradores de Olympia Mozo Seoane, Asesora de la Plataforma “Mejora tu Escuela Pública” y del mencionado Javier M. Valle, este último abrió un camino hacia la “Enseñanza por competencias”, la cual, en opinión del experto, y en base a ejemplos muy dinámicos y motivacionales, puso de relieve la importancia de no engullir conocimientos y asimilar habilidades. En palabras del propio Javier Valle “aprender a aprender”. En la misma línea , insiste que, en manos de los directivos de centros está la potestad y la responsabilidad de hacer esto posible.

Javier M. Valle, especialista en educación comparada
Javier M. Valle conferencia “Enseñar por competencias”

 P: Ud. defiende que más que transferir conocimientos hay que enseñar por competencias, ¿por qué?

R: Sin duda alguna, el paradigma contemporáneo obliga a no quedarse solo con los conocimientos, sino de saltar de los contenidos a las competencias. Enseñar por competencias significa no transmitir solo los contenidos y no hacer de éstos lo único del currículo, ni si quiera lo más importante del currículo. Los contenidos son una herramienta para fomentar la competencia. Un conocimiento estático no ayuda hoy a resolver cómo nos enfrentamos ante la vida porque hoy el conocimiento es dinámico. Es necesario que con ese conocimiento construyamos maneras de enfrentarnos a problemas de la vida real y resolverlos.

P: ¿Cuáles son estas competencias? ¿Y cómo debe ser la gestión directiva para lograrlo?

R: La Unión Europea determinó en 2006 una resolución que ahora está en revisión, sobre las ocho competencias clave que todo ciudadano de la UE debe adquirir. Éstas son: comunicación en lengua materna; comunicación en lengua extranjera; ciencias, matemáticas y tecnología; aprender a aprender; competencia digital; competencia social y cívica; competencia emprendedora y competencia cultural y artística. La gestión directiva debe favorecer marcos mucho más flexibles en el centro que rompan el esquema clásico de “horario y aula” para convertir el centro en una unidad de aprendizaje en el que llevar a cabo proyectos de enseñanza más allá de una clase magistral.

P: ¿Cuentan los docentes con herramientas necesarias para transferir estas competencias?

R: La primera herramienta que necesitan para poner en marcha este paradigma es la formación. Diseñar planes de formación para enseñar competencias. En este momento los docentes carecen de estas herramientas, carecen de instrumentos para evaluar las competencias, como las rúbricas (instrumentos de evaluación cualitativa y no cuantitativa). El profesor no puede darse a la improvisación en este sentido, debe de formarse.

P: ¿Qué enseñanzas puede trasladar su ponencia a los alumnos asistentes?

R: La intención es descubrir las claves que debe manejar un puesto directivo para lograr que el centro educativo trabaje en este enfoque, el de “enseñar por competencias”, que es el único modo eficiente de enseñar en el contexto actual del siglo XXI.

P: ¿De qué país podemos inspirarnos para instaurar este actual modelo de “aprendizaje por competencias”?

R: Hay muchos países en los cuales se están haciendo experiencias de aprendizaje por competencias. Yo diría que es importante examinar centros concretos y experiencias de buenas prácticas. En todos los países hay centros que están trabajando ya de esta manera, con estas competencias, aunque hay otros centros que ni siquiera han comenzado a incorporar este método. Encontramos bastantes centros educativos en Finlandia o Malta donde el aprendizaje por competencias está funcionando. Aunque no hay que mirar solamente hacia fuera pues aquí en España también se están llevando buenas prácticas en este aspecto en muchos centros educativos.

P: ¿En qué punto enseñanza tradicional y enseñanza por competencias convergen?

R: La enseñanza por competencias no viene a eliminar la enseñanza tradicional. Es hacer, sobre la tradicional, una reflexión de su aplicabilidad práctica. Ambas convergen en que las dos buscan el mejor aprendizaje posible para el alumno. En un contexto actual tienen que complementarse.

P: ¿Cuáles son los principales problemas del Sistema Educativo en España para enseñar por competencias?

R: Los principales problemas, en primer lugar, tienen que ver con la formación del profesorado. Segundo, el currículo oficial es muy rígido y todavía está centrado excesivamente en los contenidos; y tercero, no menos importante, sobre todo en términos de función directiva, es la rigidez en la organización de centros escolares. Las administraciones públicas debieran estimular planes de profesorado y promover un currículo más flexible así como una organización de centros más flexible también, para que estos tres actores cambien. Siempre hay margen de maniobra para un profesor comprometido que cuente con un director que sea verdaderamente un líder pedagógico. Es cierto que la administración educativa debe mejorar planes de formación y mejorar el currículo (uno que no esté basado en contenidos y con una mayor flexibilidad de centros). Pero también los docentes deben asumir un compromiso personal. Un buen director (que sea líder pedagógico) y un profesorado comprometido pueden revolucionar competencialmente un centro.

P: ¿Qué problemas, en la misma línea, representa el marco educativo de la Unión Europea? 

R: El marco educativo de la UE no sólo no es un problema, sino que es fundamentalmente la solución ya que es este marco europeo el que propone este enfoque de las competencias, que proviene de una resolución del Parlamento Europeo de 2006. Las propuestas educativas europeas no son un problema, sino una solución.

P: ¿Cree que los estudiantes de Bachillerato ingresan correctamente en los estudios superiores universitarios en términos de buena preparación y capacitación?

R: No, porque el enfoque de Bachillerato no es nada competencial y las pruebas de acceso a la universidad son anticompetenciales. El Bachillerato hay que hacerlo más largo para que los estudiantes ganen mayor madurez y más tiempo para adquirir competencias que necesitan de cara a la universidad.

P: Como experto analista del programa ERASMUS, háblenos de los efectos producidos por este programa.

R: Sin duda, el programa Erasmus supone una experiencia personal de identidad europea y de convivencia multicultural que no se ha superado aún por ningún otro proyecto de movilidad. No hay experiencia mejor.

P: Como especialista también en Educación Comparada, ¿cree que es posible una educación asentada en bases pedagógicas? 

R: Sin duda, creo que evidentemente lo que hace falta es más pedagogía en la educación, en los procesos que se dan en la escuela. Sobran contenidos y falta pedagogía.

P: ¿Por qué es importante esta disciplina?

R: Porque ofrece a los profesores las herramientas de las que antes hablábamos, unas herramientas que no tienen para impartir el paradigma competencial, sin pedagogía no hay buena construcción de instrumentos de evaluación, no hay buena planificación competencial. Sin pedagogía solo hay transmisión de conocimientos, pero el contenido no es suficiente.

P: ¿Qué otras cuestiones educacionales cree que deberían ponerse en común con el resto de países?

R: Mucha más flexibilidad para la movilidad internacional, si queremos una Europa unida los estudiantes europeos tienen que moverse más.

 

Print Friendly

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *