El Gobierno central aprueba el decreto del plurilingüismo de Marzà que empezará a incorporarse en el próximo curso

ROCÍO L. ALEMANY | @Ladyrochen


Luz verde a la conselleria de Educación para seguir adelante con el decreto 9/2017 sobre el plurilingüismo a pesar de las críticas y del revuelo creado a raíz de esta decisión.

El Ministerio de Educación, Cultura y Deporte del gobierno central ha aprobado el decreto de plurilingüismo valenciano tras emitir a la conselleria algunas peticiones y aclaraciones sobre algunos puntos del texto normativo que contempla esta medida educativa según indica Europa Press. Tras ser aceptadas dichas observaciones el plurilingüismo se incorporará en las aulas a partir del próximo curso 2017/2018 empezando a impartirse desde Infantil e incorporándolo progresivamente a todos los cursos hasta alcanzar Bachiller en 2023. Un decreto que el departamento autonómico de Educación declara que no necesita ninguna modificación.

El Ministerio de Íñigo Méndez de Vigo ponía el foco de atención, en la carta enviada al departamento de Vicent Marzá, en los artículos 9, 10, 11, 12, la disposición adicional quinta y los artículos 17.3 y 20.3. Los cuatro primeros artículos, según el ministerio, podrían suponer un “elemento discriminatorio” para el alumnado ya que esta vinculación del valenciano y el inglés puede presentarse con dominios distintos según qué alumno, también se refería a las distintas necesidades de las competencias lingüísticas de cada una de estas lenguas.

Existen casos en los que alumnos del mismo curso quieran estudiar un nivel más avanzado de inglés pero, en la misma línea, no precisen un nivel superior de valenciano pues ya cuentan con esta competencia. O viceversa, alumnos procedentes de regiones castellanohablantes que de manera lógica tengan que empezar por un nivel básico de valenciano. De esta manera se quiere establecer, dentro del nuevo decreto, una línea que contemple un cambio dentro del currículo de Primaria, sin que ésta afecte ni modifique el decreto.

Dos horas y media más de clase

Lo que se pretende es otorgar más autonomía a los centros docentes por los que se conceden 2’5 horas semanales de clase en cualquiera de los idiomas que se desee impartir dependiendo según qué clases, qué alumnos y qué necesidades específicas para favorecer una mayor calidad educativa. “Con el fin de dar todavía más tranquilidad a la duda planteada y en coherencia con el principio de descentralización y de dotar de mayor autonomía a los centros, estamos tramitando una modificación parcial del decreto por el que se establece el currículo de Educación Primaria en el que se va a regular que los centros dispondrán del 10% del total del horario como horas de libre configuración (2 horas y 30 minutos) para dedicarlas a las áreas de conocimiento que consideren más adecuadas”, ha explicado Vicent Marzà.

El conseller ha indicado que estas dos horas y media de más son el espacio horario “más adecuado” para que los centros educativos destinen una mayor práctica al inglés, especialmente al aumento de la comunicación hablada en esta lengua.

Print Friendly

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *