“Pido la Palabra por la Educación” lema en esta Semana de Acción Mundial por la Educación

Del 24 al 29 de abril se celebra en todo el mundo la Semana de Acción Mundial por la Educación (SAME)  bajo el lema “Pido la palabra por la educación”.

Se trata de una iniciativa que nace de la Campaña Mundial de la Educación (CME), coalición internacional presente en más de 124 países y formada por ONGs, sindicatos, centros escolares y otros colectivos que luchan por una educación accesible, de calidad, gratuita, equitativa e inclusiva para todas las personas.

Objetivos Desarrollo Sostenible
Objetivos Desarrollo Sostenible

La Semana de Acción Mundial por la Educación se celebra con motivo del cumplimiento de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de las Naciones Unidas, siendo el Objetivo de Educación (ODS4) uno de los más relevantes. El 25 de septiembre de 2015, líderes mundiales de hasta 196 países adoptaron y se comprometieron a cumplir una serie de objetivos globales, a alcanzar en un plazo de quince años y cuya misión es, en términos generales, erradicar la pobreza, proteger el planeta y asegurar la prosperidad para todos. Paralelamente a esta iniciativa nace, también en ese mismo año, la Agenda de la Educación 2030 que surge para potenciar  y dar más valor al cuarto objetivo de la lista, que es el de la educación, pues éste es uno de los puntos más importantes y en los que más hay que ahondar para poder conseguir los objetivos restantes.

Para lograrlo, el ODS4 exige la participación tanto de gobiernos, como empresas y también de la ciudadanía. Es por ello, que durante la Semana de Acción Mundial por la Educación, que empieza este lunes, se pretende llevar a cabo una serie de actividades en todo el mundo para concienciar sobre el derecho a la educación de toda la población mundial. En España habrá actos reivindicativos en dieciséis comunidades autónomas en las que se prevé la participación de más de 10.000 personas.

Contexto actual

Hoy en día sigue habiendo 263 millones de niñas y niños, jóvenes y adolescentes sin acceso a la educación afectados por circunstancias tales como la falta de recursos, el hecho de vivir en zonas rurales remotas o alejadas de núcleos urbanos con sistemas educativos, la carencia de infraestructuras adecuadas o de personal docente cualificado, por motivos discriminatorios por raza, género o discapacidad o por otras cuestiones que hacen que esta cifra año tras año se acentúe. A los 263 millones de personas sin escolarizar hay que añadirle la preocupante cifra de 758 millones más de personas adultas analfabetas, de las cuáles más de la mitad son mujeres.

A raíz de estas alarmantes cifras, en 2015, 196 países se comprometieron y firmaron los ya mencionados Objetivos de Desarrollo Sostenible, se trata, sin más, de un plan de acción mundial para cumplir con esos 17 objetivos antes del 2030. Aquí empieza a tomar juego e importancia la Semana de Acción Mundial por la Educación, que mediante la celebración de diferentes actividades de calle, pretenden crear conciencia sobre la importancia del derecho a la educación.

Pido la palabra por la educación

Bajo el lema “Pido la palabra por la educación” se hace un llamamiento a todos los gobiernos, empresas y ciudadanía en general para que se adopten las medidas políticas y financieras necesarias para garantizar una educación de calidad, inclusiva y equitativa. La Campaña Mundial por la Educación (CME) hace especial hincapié en la importancia de la participación directa y activa de la ciudadanía, en la que la comunidad educativa debe jugar un papel fundamental para que niños, niñas, docentes y todos los actores involucrados en la educación, sean representados y tengan voz para exigir este derecho del que debe beneficiarse todo el conjunto de la sociedad. La CME sirve como altavoz de todos los colectivos educativos para acabar con las abrumadoras cifras sobre analfabetismo y no escolarización que afectan a tantos niños y adultos en la actualidad.

Los primeros estragos de esta Semana de Acción Mundial por la Educación ya se están haciendo notar en el ámbito nacional. En España habrá actos de movilización en más de 28 ciudades. Una semana que ha tenido su preparación a lo largo de todo el año, en el que más de 150 centros educativos han estado trabajando unidades didácticas en torno a la Agenda 2030 de Educación. Serán estos mismos centros los que salgan a las calles reivindicando el derecho universal a la educación, como símbolo portarán la figura de una mano con el índice levantado para pedir la palabra por la educación.

SAME 2017

Este año la Semana por la Educación se aborda desde la participación ciudadana con dos vertientes fundamentales, la primera es la participación ciudadana y la segunda la involucración de los Gobiernos. Que desde el compromiso de la población y con especial mención de las comunidades educativas se exija a los Gobiernos que rindan cuentas para la consecución de los objetivos establecidos en la Agenda de la Educación 2030.

Las actividades para este año se van a centrar fundamentalmente en la acción en las calles. Establecer los lugares públicos como espacios libres y abiertos para fomentar la participación y la reivindicación del derecho a la educación. Se propone tomar las calles para hacer ruido, para hacerse oír, para que esta petición llegue a todo el mundo y sobre todo a los representantes políticos para conseguir un impacto mediático que reúna a todo tipo de personas que se sientan preocupados en lo que concierne al acceso a la educación.

Para ello se pide que cada activista por la educación lleve una figura con forma de mano con el dedo índice levantado. Esta también es una iniciativa para dar rienda suelta a la imaginación de cada uno, dejando libertad para que niños, niñas, jóvenes y adultos creen esta mano con los colores, materiales y formas que quieran. La idea también es repartir estas manos a los viandantes para que se sumen a la acción.

Además se requiere llevar pancartas con lemas que contengan peticiones, opiniones y frases que inviten a la acción, a la reflexión y a la lucha por este derecho. Tienen que ser frases comprometidas con la Agenda de la Educación 2030 y con el ODS4 (el objetivo de la educación). Se sugiere que en las pancartas aparezcan los hashtag #SAME2017 y #PidoLaPalabra, para que la movilización llegue también a las redes sociales.

Durante las marchas que se organizarán en diferentes ciudades se realizará un minuto de silencio por todos aquellos niños, niñas y jóvenes que no tienen acceso a una educación digna y que por ende, no pueden formar parte en la toma de decisiones sobre aquellos temas que más les afectan.

SAME 2016

El año pasado la CME movilizó en España cerca de 200 centros escolares, 1.700 docentes y más de 27.000 niñas, niños y jóvenes que protagonizaron 30 actos en 28 ciudades españolas y consiguieron atraer la atención y la participación de 12.000 personas.

Print Friendly

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *