KiVa, el método finlandés para hacer frente a las situaciones de bullying en las escuelas

KiVa, el programa de clases más eficaz contra el acoso escolar consigue erradicar esta lacra en el 78% de los centros que lo utilizan.

En el Día Mundial sobre el Acoso Escolar es necesario visibilizar esta lacra que afecta a tantos jóvenes en las aulas. Poner sobre la mesa todas las herramientas, métodos y esfuerzos necesarios para erradicar este problema que a menudo trae consecuencias fatales. Prevenirlo a tiempo es obligación, no solo de la comunidad educativa, sino que se trata de una responsabilidad de toda la sociedad comprometida con el futuro de las nuevas generaciones, quienes empiezan a formarse y a desarrollarse en las escuelas.

Ya hablamos de las nuevas medidas que desde el Ministerio de Educación se están implantando para hacer frente al problema del bullying. El Plan Estratégico de Convivencia Escolar 2016-2020 pretende establecer un mediador que actúe frente a estas situaciones dentro de los centros educativos, además del teléfono, 900 018 018, que funciona desde noviembre del año pasado y que está 24 horas operativo y ofrece ayuda inmediata a la víctima.

Método KiVa

Toda medida es poca cuando se trata de garantizar la seguridad e integridad de los estudiantes por lo que siempre hay que estar pendiente y alerta para evitar estas situaciones de acoso. En Finlandia se ha desarrollado un método llamado KiVa con un éxito asombroso para acabar con esta lacra. Mientras que muchos centros educativos de todo el mundo presentan problemas y negligencias a la hora de solucionar casos de bullying, en el país nórdico se ha demostrado que con este método se pueden erradicar estos comportamientos tóxicos.

KiVa, del finés Kiusaamista Vastaan, significa “chulo, guay”, es un programa cuya eficacia se basa sobre todo en el cambio de actitudes y actuación entre los alumnos, desarrollado por la Universidad de Turku, en Finlandia, los expertos que han participado en la creación de este innovador programa son profesionales que han estudiado el fenómeno del acoso escolar durante años, como la Doctora y profesora Christina Salmivalli, quien dirige y coordina el equipo, así como la Doctora e investigadora Elisa Poskiparta. Prevenir el acoso escolar no es suficiente, afrontarlo de manera eficaz es lo más importante.

En la actualidad el 90% de las escuelas finlandesas han incorporado este método en las aulas, se trata de un programa de clases que reciben los estudiantes de 7, 10 y 13 años y en los que se enseña, mediante trabajo en grupo, conceptos como el respeto, la empatía o la importancia de ayudarse unos a otros. Entre otras cosas, los docentes enseñan que no hay que reírse de los demás y que no se debe interrumpir a una persona que está hablando, además ahondan en la importancia de que los niños y jóvenes trabajen en grupos mixtos.

Eficacia en las clases

Las clases incorporan además otros procedimientos didácticos de enseñanza que involucran además a docentes y padres y madres, como manuales para el profesor, reuniones y charlas con los padres, seguimiento individualizado para cada alumno, videojuegos y juegos en línea, encuestas para el personal y también un buzón virtual para que las víctimas puedan denunciar de manera anónima situaciones en los que se sientan vejados por sus compañeros de clase. El modelo KiVa antiacoso se divide en tres módulos según que edades, el Módulo 1 está dirigido a niños con edades comprendidas entre los 6 y los 9 años, el Módulo 2 para edades entre los 10 y los 12 y el tercer módulo desde los 13 hasta los 16 años.

España ya ha empezado a instaurar este método en algunos centros como el Colegio Escandinavo de Madrid, el Colegio Británico de Zaragoza o el de las Calasancias de Sevilla. Otros países también están incorporando este programa de clases en sus aulas: Bélgica, Estados Unidos, Estonia, Francia, Italia, Luxemburgo, Nueva Zelanda, Países Bajos, Reino Unido, Suecia y Sudáfrica, entre otros. Y es que la eficacia está más que comprobada, mientras que otros mecanismos anti-bullying fracasan porque no están asentados ni estimulados por un estudio empírico y riguroso, KiVa, gracias a las investigaciones exhaustivas que se han realizado para su desarrollo, ha logrado que en el 79% de colegios desaparezca este problema y cada vez son más las escuelas de todo el mundo las que incorporan este método para eliminar y expulsar comportamientos de acoso en las aulas.

Print Friendly

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *