Suspendido cautelarmente el decreto de plurilingüismo de Marzà

El Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana suspende cautelarmente el decreto de enseñanza plurilingüe que iba a incorporarse en las aulas de los centros escolares valencianos a partir del próximo curso 2017/2018.

Así se indica en el auto de la Sección 4ª de lo Contencioso-administrativo del TSJCV, que a petición de la Diputación de Alicante, gobernada por el Partido Popular, han solicitado que se frene este decreto que ya había puesto en marcha el proceso de admisión en colegios públicos y concertados de la comunitat de cara al próximo curso. Esto ha provocado descontento entre padres y madres, quienes se han querellado para que les adjudiquen una plaza en el modelo plurilingüe que no han elegido para sus hijos.

En la resolución, la Sala señala que “todo lo resuelto en este auto se refiere única y exclusivamente a la medida cautelar, no al fondo del recurso y en absoluto se prejuzga nada de lo que pueda resolverse en su día en la sentencia que se dicte, tras los trámites correspondientes de alegaciones y prueba”, y continúa aclarando que “cualquier declaración que haga la Sala en este auto sólo se refiere a la medida cautelar solicitada por la Diputación Provincial de Alicante”.

La Generalitat ha presentado un recurso contra la medida cautelar, pero de no prosperar dicho recurso, la intención de establecer un modelo plurilingüe en los colegios de la Comunitat Valenciana quedará en papel mojado. El decreto del plurilingüismo diseñado por el Consell será solo una mera declaración de intenciones de llevar a la comunidad a un paso por delante en cuanto a política lingüística se refiere, pero de desestimarse dicha opción se retornaría nuevamente a la doble línea de enseñanza en valenciano y castellano.

Todo esto entorpece los procesos de matriculación y solicitud de plazas de aquellos niños nacidos en 2014 que comienzan ahora a la edad de 3 años con su formación académica. El problema de los padres es que están demandando una plaza para sus hijos con un programa lingüístico específico que no se va a impartir.

Interés público prevaleciente

Por otro lado, el tribunal destaca que el recurso contra el decreto del plurilingüismo no lo ha presentado un particular o una asociación que involucre a padres de alumnos, sino que directamente ha sido remitido por una Administración. Los magistrados admiten que “no es frecuente que una Administración tome la iniciativa en defensa de sus ciudadanos frente a lo que considera una disposición general contraria a derecho”.

En esta línea, los magistrados añaden que, aunque “la Sala tiene en consideración esta circunstancia y aprecia que, si bien se presume el interés público en la administración de la Generalitat demandada y en el Decreto recurrido, no debe olvidarse que también es defensora de ese interés público la administración alicantina recurrente”.

Con todo, el auto judicial señalaba directamente a la diferencia entre el nivel de conocimiento de idiomas a la hora de obtener las acreditaciones. Pero lo cierto es que estas acreditaciones no empezarán a producirse hasta junio de 2024, cuando los alumnos que hayan superado todos los cursos de Primaria puedan obtener directamente el nivel A1 de Inglés y el A2 de Valenciano. De hecho esto es precisamente lo que se pretende, que el alumno, tras superar y concluir la etapa educativa de Primaria, tenga la preparación suficiente en materia de idiomas para obtener automáticamente dichos niveles.

Por otro lado, los que elijan estudiar en los niveles básicos e intermedios, con más presencia del castellano y menos del valenciano y el inglés, también podrán acreditar su nivel de idiomas a través de un examen oficial diseñado por la Conselleria.

Enseñanza plurilingüe de calidad

Estos dos argumentos fueron clave para que le Ministerio de Educación diera luz verde al decreto del plurilingüismo de Marzà, a pesar de ello hay quienes ven en esta decisión un ataque a “una lengua, la española, hablada por más de 500 millones de personas en el mundo” tal y como ha declarado el presidente de la diputación alicantina, César Sánchez.

Jorge Rodríguez, presidente de la Diputación de Valencia

Ante las declaraciones de Sánchez, el presidente de la Diputación de Valencia, Jorge Rodríguez, ha reiterado que “lamentamos que la actuación frentista y partidista del presidente de la Diputación de Alicante esté dirigida a impedir que los niños y niñas, no sólo de las comarcas del sur sino de todo el territorio valenciano, puedan disfrutar de una enseñanza plurilingüe de calidad”. Cuando, además, nada obliga en el decreto a los colegios a escoger los niveles con menos castellano.

Print Friendly

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *