Javier M. Valle: “Las competencias son la única manera de enseñar en el siglo XXI”

Javier M. Valle, Profesor Titular de la Universidad Autónoma de Madrid, Doctor en Ciencias de la Educación y Especialista en Educación Comparada e Internacional, estuvo este sábado 2 de diciembre en el Palacio de Colomina (Valencia) ofreciendo una conferencia para los alumnos del Máster de Dirección y Gestión de Centros Educativos. En la ponencia, Valle habló sobre un modelo educativo basado en las competencias. Le preguntamos más sobre este nuevo paradigma en los sistemas educativos y sobre los beneficios que aporta a la enseñanza en España.

 

Pregunta: ¿En qué consiste la enseñanza por competencias?

Respuesta: Desde hace muchísimo tiempo la escuela ha venido tradicionalmente enseñando más contenido que competencias. El cambio de enfoque supone que el contenido por si solo no tiene mucho sentido. El contenido es una excusa para poner en práctica unos desempeños en la vida diaria, ese es el concepto de competencia. Un desempeño real en la vida diaria.

El paradigma de las competencias no es nuevo, surge desde los organismos internacionales en los años 70. Fue el informe Faure de 1972 que se llamaba “Enseñar a ser”, en el que ya se indica que en un momento de revolución tecnológica y de aceleración del conocimiento, no podemos enseñar todo, entonces tenemos que centrarnos en ofrecer herramientas para aprender a aprender. Las competencias son una llave que me permite seguir aprendiendo permanentemente.

P: ¿Cuáles serían los inconvenientes del modelo tradicional de enseñanza?

R: El modelo tradicional está bastante alejado de la práctica y si solo basamos la enseñanza en un modelo academicista nos daremos cuenta que las horas de la escuela siguen siendo las mismas pero sin embargo los contenidos de todas las materias han aumentado. ¿Cabe meter todo en la escuela? No cabe todo, no podemos enseñar solo basándose en el contenido. Hay que ser más selectivos y elegir un contenido muy significativo que permita desarrollar las competencias para que un ciudadano del siglo XXI pueda vivir en el mundo de hoy y seguir aprendiendo a medida que avance el conocimiento.

P: ¿Están enfrentados el modelo tradicional y el modelo por competencias?

R: Al contrario, la competencia necesita contenidos para desarrollarse. Hay que dar contenidos muy selectivos que permitan al individuo desarrollar las competencias que precise. Competencia no es opuesto a conocimiento, lo que pasa es que antes nos quedábamos solo con el conocimiento fundamentalmente y hoy el contenido no es lo más importante, el contenido hoy es la excusa para construir la competencia.

P: ¿Cuál sería el camino a seguir para implementar un modelo por competencias?

R: En primer lugar hace falta un liderazgo educativo muy serio que asuma este nuevo paradigma y tenga la voluntad de implantarlo en los centros. Ese liderazgo educativo debe ir acompañado de un plan nacional de educación en competencias. El profesorado está en general poco formado. Tiene una enorme voluntad por mejorar, pero encuentra muy poco apoyo formativo desde la administración y se necesita mucha formación para cambiar de paradigma en términos metodológicos. En el sistema educativo se han implantado las competencias pero nadie se ha preocupado de formar al profesorado en este nuevo paradigma. Liderazgo comprometido y formación es lo fundamental junto con el compromiso serio del profesorado.

P: ¿Qué rasgos definen a un docente que enseña por competencias?

R: El profesor que enseña por competencias tiene que ser un docente consciente de que el contenido es una excusa, de que en el mundo de hoy el contenido está accesible, lo que no está accesible es como interpretar ese contenido para convertirlo en una competencia de la vida real. Por tanto tiene que ser un profesor muy apegado a la realidad contemporánea, muy preocupado por ubicar a sus alumnos en un mundo que no es el aquí y ahora sino que es el planeta entero porque estamos en una sociedad globalizada. El profesorado que enseñe por competencias tiene que estar convencido de que para vivir en el mundo de hoy no basta con enseñar contenidos.

P: ¿Qué problemas hay para aplicar el modelo por competencias?

R: Fundamentalmente hay mucha resistencia en algunos sectores a abandonar el libro de texto. Los millennials, los nativos digitales ya no acceden a la información de la misma forma que lo hacíamos nosotros. Ellos acceden a través de internet. No hay la linealidad del libro, romper con está linealidad es fundamental. Para eso, por ejemplo, la mejor metodología es el aprendizaje por proyectos, donde de manera global se trabajan muchos aspectos de una realidad. Que es como de verdad funciona la vida. Ese cambio es el que tiene que hacer el profesorado.

P: Muchos autores ven estos nuevos modelos educativos como un eclipse del saber y el proceso hacia una “sociedad de la ignorancia”, ¿cómo rebatiría usted estas afirmaciones?

R: No hay competencia sin saber y hoy en día es imposible saberlo todo. Ese concepto de saber enciclopédico en el sentido de que hay que saberlo todo es imposible. El volumen de conocimiento es imposible de abordar y de abarcar por parte del ser humano, por tanto esa es una crítica nostálgica y no tiene sentido en el mundo real. Se trata de saber muy bien y muchas cosas, pero en el sentido de que me permite seguir aprendiendo nuevos conocimientos. Aprender a aprender para seguir sabiendo.

P: En una entrevista anterior que le realizamos desde Educación Press (http://educacion.press/2017/03/13/javier-valle-en-el-palacio-colomina/), proponía romper con el esquema clásico de horario y aula, ¿Cuál es la alternativa?

R: La alternativa sería el aprendizaje por proyectos, porque en un proyecto hay varias disciplinas que están trabajando a la vez sobre una temática. Se pueden dar los mismos contenidos que con las materias, pero integrados de manera holística en un proyecto. Se puede hacer y hay muchas experiencias de ello, pero seguimos con el mismo esquema rígido con el que nace la escuela. Esto está, desde mi modesta opinión, fuera de tiempo.

P: ¿Cuál es la experiencia de este modelo aquí en España?

R: No hay muchos centros que lo estén aplicando. Hay muchos que tienen ganas de aplicarlo, hay algunos que lo están haciendo muy bien y el resultado de esa experiencia es que salen resultados maravillosos. El mensaje es claro, sí se puede educar por competencias, ahora bien, no es fácil. Requiere formación, liderazgo y compromiso.

P: ¿Cuál sería el camino a seguir en España en materia educativa para mejorar?

R: Seguir de una manera más firme los lineamientos internacionales que están reclamando a todas luces el cambio de enfoque del contenido a las competencias. Hacer más caso a Europa. Tenemos que seguir más las directrices europeas en materia educativa.

Print Friendly

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *