Un centenar de empresas se sienten atraídas por un plan estratégico de FP

El plan estratégico de FP impulsado por la Federación de Asociaciones de Empresarios de la Safor (FAES) con el Ayuntamiento de Gandia y el Consell ha comenzado a dar sus frutos y se ha constatado el interés empresarial del proyecto por parte de más de un centenar de empresas.

Esta semana representantes de las tres partes implicadas han analizado los primeros pasos de este plan que nace con la intención de adecuar los estudios de Formación Profesional al mercado para que los alumnos conozcan mejor la labor que realizarán cuando se incorporen al mundo laboral.

Desde la patronal, Ramón Soler, Guillermo Mayor y Fina López se han reunido con la edil de Educación, Carmen Fuster, y el representantes de Inspección Educativa, Salvador Palomar, para poner en común los resultados de los primeros contactos con el tejido empresarial tras realizar una encuesta de las necesidades de las empresas integradas en FAES.

Tras la cita se constató que el centenar de empresas interesadas abarcan prácticamente a todos los sectores económicos de la comarca, quienes han mostrado su voluntad expresa de admitir al alumnado en prácticas y de conseguir conjuntamente con los equipos docentes de ciclos formativos, la flexibilidad que permita la adecuación del proceso de enseñanza al trabajo futuro que realizarán en las empresas.

Desde el ejecutivo, Fuster ha mostrado sus satisfacción por la buena acogida de la iniciativa. «El plan estratégico de FP nos permitirá transformar el modo de enseñar a los estudiantes a la vez que podremos satisfacer las necesidades de perfiles específicos que demandan las empresas con el que conseguiremos aumentar la ocupabilidad en el sector joven y facilitarlos un proyecto vital con puestos de trabajo remunerados», explicó la concejal de Educación.

Desde la Federación de Asociaciones de Empresarios de la Safor siempre han mantenido la apuesta por la formación profesional, así como el contacto con las universidades, y de ahí el interés para ajustar la enseñanza a la demanda empresarial. La mejor manera de buscar estas sinergias ha sido por parte de FAES con un protocolo que se ha iniciado con la presentación previa del plan y desarrollando una encuesta que ha permitido identificar empresa, actividad y requisitos formativos.

Entre las peticiones destacan conocimientos de comercio internacional para el sector agrícola, de mantenimiento industrial en alimentación o de secretariado, TIC y administración y liderazgo para derecho. También se han solicitado técnicos especialistas en mantenimiento para empresas relacionadas con el sector turístico o de comunicaciones en empresas de instalaciones eléctricas y mecánica de vehículos.

El proyecto abanderado por FAES, el Ayuntamiento de Gandia y el Consell nace con la intención de estar activo hasta 2023 para flexibilizar el sistema educativo con miras para ayudar a los jóvenes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *