La OMS aconseja un metro de distancia entre pupitres y plantea como alternativa comer en la propia clase

Recomendaciones para volver a las clases presenciales en los colegios con garantías para luchar contra la Covid-19

Al menos, un metro de distancia entre pupitres. Es la recomendación de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para que el comienzo de las clases presenciales en los colegios se haga con garantía, respetando el distanciamiento social. Ahora bien, ¿están las aulas de los centros educativos de España capacitados para respetar esa distancia? ¿Son lo suficientemente amplias las clases de los colegios para cumplir esta recomendación o solo podrán ejecutarla algunos casos? La OMS también recomienda protocolos de entrada y salida, limitar la mezcla de clases y escalonar los recreos, los descansos para comer e, incluso, plantea como alternativa comer en el escritorio, algo que los centros de educación infantil hacen con frecuencia.

La OMS publicó este fin de semana el documento Considerations for school-related public health measures in the context of Covid-19 (Consideraciones para las medidas de salud pública relacionadas con la escuela en el contexto de Covid-19), en el que detalla algunas cuestiones sobre la pandemia y los centros educativos. En este sentido, el informe explica, en relación con la reapertura de los colegios que “la decisión debería estar guiada por un enfoque basado en el riesgo para maximizar el beneficio educativo y de salud de los estudiantes, profesores, personal educativo y la comunidad en general, y ayudar a prevenir un nuevo brote de Covid-19”.

Para la OMS “los aspectos que se deben considerar en una evaluación general de riesgos para la salud incluyen factores epidemiológicos, el sistema de salud y las capacidades de salud pública, el compromiso de la comunidad y la capacidad del Gobierno para mantener el apoyo económico y social a los más vulnerables“. En definitiva, el papel de los niños en la transmisión sigue sin estar claro y se necesitan datos adicionales“.

“Esto incluye una higiene de manos apropiada y frecuente, higiene respiratoria, uso de mascarillas si es obligatorio, explicar cuáles son los síntomas de Covid-19 y qué hacer si se siente enfermo. También debe aconsejarse saludar sin contacto. Ofrezca actualizaciones semanales sobre estos aspectos a medida que evoluciona la pandemia”.

Se deben “limpiar y desinfectar las superficies que se tocan con frecuencia, como los pomos de las puertas, los escritorios, los juguetes, los suministros, los interruptores de la luz, los marcos de las puertas, equipos de juego, el material didáctico utilizado por los niños y las cubiertas de los libros”.

La OMS habla también de evaluar qué se puede hacer para “limitar el riesgo de exposición o contacto físico directo en clases de educación física, deportes u otras actividades físicas, así como en los parques infantiles, las áreas húmedas y vestuarios”.

Preguntas

Para poder comenzar los planes de desescalada, las regiones deben responder afirmativamente a estas cuestiones: ¿la epidemia está bajo control?, ¿el sistema sanitario puede hacer frente a un resurgimiento de los casos una vez se relajen las medidas? y ¿los sistemas de vigilancia son capaces de detectar y gestionar los casos de contagio y sus contactos?

Son las preguntas que plantea el director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreye, que pide a los países que barajan abrir los colegios que tengan en cuenta que todavía no se sabe con exactitud la transmisión y la gravedad del coronavirus en los niños.

Asimismo, aconseja a estos países que antes de la reapertura de un centro educativo reflexionen también sobre la epidemiología de la zona en la que se encuentra el mismo y las capacidades de mantener las medidas de higiene en estos entornos escolares.

En una rueda de prensa, Tedros ha recordado que en España se ha descartado reanudar toda la docencia presencial durante este curso, salvo para clases voluntarias de repaso a determinados cursos, también de refuerzo para los estudiantes más rezagados, y para alumnos menores de seis años cuyos padres estén trabajando, algo que se produciría en la fase 2 de la desescalada, como muy pronto a finales de mayo.

En todo caso, este lunes 11 de mayo, pueden abrir los colegios de aquellos territorios que han entrado en la fase 1 de la desescalada para su desinfección, acondicionamiento y para la realización de funciones administrativas, guardando una distancia de seguridad de dos metros, con la debida protección de los trabajadores y limitando al máximo posible el empleo de documentos en papel y su circulación.

Para el próximo curso, la ministra de Educación y Formación Profesional, Isabel Celaá, ha anunciado que las clases tendrán que reducir su número de alumnos a la mitad el próximo curso 2020-2021, con un máximo de 15 por aula, si antes no llega la vacuna contra el coronavirus. En este supuesto, habría que compaginar, además, la docencia presencial con la telemática.

La ministra ha convocado este jueves, 14 de mayo, la Conferencia Sectorial de Educación para reunirse de forma telemática con los consejeros educativos de todos los gobiernos autonómicos en busca de un acuerdo para adaptar el próximo curso escolar a la evolución de la pandemia del COVID-19.

Print Friendly, PDF & Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *