El Gobierno aprueba el currículo de Primaria orientado al desarrollo educativo y la formación integral del alumnado

REDACCIÓN

Compartir:
La ministra Pilar Alegría

El Consejo de Ministros ha aprobado este martes el Real Decreto que fija la ordenación y las enseñanzas mínimas de la Educación Primaria, que establece un currículo basado en competencias y orientado a facilitar el desarrollo educativo y la formación integral de los alumnos y alumnas. Esta etapa volverá a tener tres ciclos de dos cursos y atenderá de forma prioritaria los efectos que las desigualdades de diversos orígenes tienen en el aprendizaje y evolución de los niños y las niñas.

La finalidad de la Educación Primaria es facilitar los aprendizajes de la expresión y comprensión oral, la lectura, la escritura, el cálculo, las habilidades lógicas y matemáticas, la adquisición de nociones básicas de la cultura, y el hábito de convivencia, así como los de estudio y trabajo, el sentido artístico, la creatividad y la afectividad, con el fin de garantizar una formación integral que contribuya al pleno desarrollo de su personalidad, y de prepararlos para cursar la Educación Secundaria Obligatoria.

Para ello, se establecen ocho competencias clave para esta etapa: competencia en comunicación lingüística; plurilingüe; matemática y en ciencia, tecnología e ingeniería; digital; personal, social y de aprender a aprender; ciudadana; emprendedora; y competencia en conciencia y expresión culturales.

Además de estas competencias, el Real Decreto establece las áreas en las que se organizan: Conocimiento del Medio Natural, Social y Cultural; Educación Artística; Educación Física; Lengua Castellana y Literatura y, si la hubiere, Lengua Cooficial y Literatura, Lengua Extranjera y Matemáticas. A esto se añadirá Educación en Valores Cívicos y Éticos, que deberá programarse en alguno de los cursos del tercer ciclo, y una segunda lengua extranjera, otra lengua cooficial y/o un área de carácter transversal, si las comunidades autónomas así lo deciden.

Serán, precisamente, las comunidades autónomas las responsables de establecer el currículo de esta etapa a partir de las enseñanzas mínimas fijadas por el Gobierno en este Real Decreto. Los centros educativos y el profesorado adaptarán las enseñanzas a los niños y niñas que conforman sus grupos.

Este Real Decreto se suma al Real Decreto por el que se establece la ordenación y las enseñanzas mínimas de la Educación Infantil, aprobado el 1 de febrero, que por primera vez regula y dota de carácter educativo al primer ciclo de 0 a 3 años.

Evaluación global y continua

Esta nueva ordenación para la Educación Primaria, que empezará a implantarse en los primeros cursos de cada ciclo en el curso escolar 2022-2023, establece asimismo que la evaluación del alumnado será “global, continua y formativa” y que “tendrá en cuenta el grado de desarrollo de las competencias clave” con las que el alumnado aprende a desarrollar estrategias que le permitan responder a los retos del mundo actual.

Cuando el progreso de un alumno o alumna no sea el adecuado, se establecerán medidas de refuerzo educativo y las decisiones sobre la promoción serán tomadas de forma colegiada por todo el equipo docente a la finalización de cada uno de los tres ciclos. La repetición será, en todo caso, una medida excepcional.

Nuevo Centro de Referencia Nacional especializado en fabricación mecánica

Por otro lado, el Consejo de Ministros ha aprobado también la creación de un nuevo Centro de Referencia Nacional (CRN) de la familia de Fabricación Mecánica en el ámbito de la Formación Profesional. Se trata del Centro Nacional de Formación Profesional para el Empleo de Construcciones Metálicas de Oviedo que, a partir de ahora, se convierte en un centro de referencia en su área, y pasa a formar parte de la red de Centros de Referencia Nacional de España, que suma un total de 39.

Este centro, especializado en el sector de construcciones metálicas y fundición, servirá para promover redes de colaboración con empresas, detectar nuevas cualificaciones profesionales, o participar en los procedimientos de evaluación y acreditación de competencias profesionales, entre otros.

Con esta nueva creación, el MEFP sigue fortaleciendo el tejido de estos centros referentes en el sistema de Formación Profesional que realizan acciones de innovación, experimentación y formación.

La futura Ley Orgánica de Ordenación e Integración de la Formación Profesional, actualmente en tramitación parlamentaria, impulsará la conexión de los Centros de Referencia Nacional con el tejido productivo de su entorno, para garantizar un sistema de formación de calidad, acorde con las necesidades de cualificación de los perfiles profesionales.

Tal vez puede interesarte: