Los colegios abrirán en julio para dar clases de refuerzo voluntarias

Acuerdo entre el Ministerio de Educación y Formación Profesional y las Comunidades Autónoma

Habrá clases, de momento a distancia, en abril, mayo y junio, en función de la restricciones sanitarias por la Covid-19 y en julio podrán organizarse clases de refuerzo voluntarias. La promoción de los estudiantes será la regla general y la repetición de curso, la excepción. Estas son las líneas maestras del acuerdo alcanzado este miércoles entre el Ministerio de Educación y Formación Profesional (MEFP) y las Comunidades Autónomas.

Así se ha decidido en la Conferencia Sectorial de Educación celebrada por videoconferencia y presidida por la ministra de Educación y FP, Isabel Celaá, y en la que han participado el secretario de Estado de Educación, Alejandro Tiana; la secretaria general de Formación Profesional, Clara Sanz, el subsecretario del MEFP, Fernando Gurrea, y los consejeros de Educación de todas las Comunidades Autónomas. “El Ministerio de Educación y Formación Profesional reconoce y agradece el enorme esfuerzo que están realizando los alumnos y alumnas, las familias y los profesores. Ningún estudiante va a perder el curso por esta situación excepcional

El Ministerio explicó en un comunicado que objetivo es cuidar a las personas y hacia ellas se dirigen las decisiones que hemos tomado”, según Celaá. El MEFP y las CCAA han acordado que, para que los estudiantes no pierdan el curso y puedan continuar avanzando en su formación, teniendo en cuenta de manera especial la situación de los más vulnerables, la evaluación será continua, la promoción de curso será la norma general y la titulación debe ser la práctica habitual para aquellos alumnos que finalicen 4º de ESO o 2º de Bachillerato y FP. Una decisión que, en todo caso, será tomada por el claustro de profesores en su conjunto. Este tercer trimestre que acaba de comenzar se aprovechará para la recuperación, el repaso y el refuerzo con actividades globalizadoras e interdisciplinares y debidamente tutorizadas.

La actividad se centrará en los aprendizajes y competencias imprescindibles evitando sobrecargar al alumnado. En el caso de que se mantenga la formación a distancia, se movilizarán los recursos y medios de apoyo necesarios para que el profesorado desarrolle su labor en las mejores condiciones posibles. Además, durante este periodo, las administraciones y centros educativos harán un especial esfuerzo por identificar al alumnado que no está conectado y prepararán planes específicos de recuperación del vínculo escolar y de refuerzo que les ayuden a reincorporarse a la actividad educativa tan pronto como sea posible.

Una vez finalizado el curso, durante el verano, las administraciones organizarán o apoyarán la realización de actividades de refuerzo voluntarias combinadas con actividades lúdicas, contando con el concurso del voluntariado y en contacto con los centros educativos y sus docentes. De cara al próximo curso, el MEFP y las CCAA han acordado que las Administraciones educativas, los centros y el profesorado organizarán planes de recuperación y adaptación del currículo y de las actividades educativas, que permitan avanzar a todo el alumnado y especialmente de los más rezagados. Tal y como se acordó en la anterior Conferencia Sectorial, celebrada a finales de marzo, la EVAU/EBAU se celebrará entre el 22 de junio y el 10 de julio en convocatoria ordinaria y antes del 10 de septiembre en convocatoria extraordinaria, siempre y cuando la evolución de la pandemia lo permita.

Educación Press ha tenido acceso al documento de 13 páginas del “acuerdo entre el Gobierno y las comunidades autónomas para el desarrollo del tercer trimestre del curso 2019- 2020 y el inicio del curso 2020-2021” y los “acuerdos específicos por etapas o enseñanzas”. Destacamos lo más relevante.

  • Sujeción de todas las decisiones educativas a las recomendaciones sanitarias. Los responsables educativos extremarán el cuidado en el cumplimiento de lo recogido en la Convención de los Derechos de la Infancia. 
  • Mantenimiento de la duración del curso escolar. El tercer trimestre servirá para desarrollar actividades de aprendizaje adaptadas a la situación excepcional. Las actividades lectivas quedarán supeditadas a las decisiones sanitarias y no se extenderán más allá de junio, a excepción de la celebración de la EBAU o el acceso a enseñanzas de FP. Habrá apoyo y actividades de refuerzo durante el periodo de verano.
  • Adaptación de la actividad lectiva a la excepcionalidad del momento:
  1. Las actividades lectivas combinarán las actividades a distancia y las presenciales, según evolucione la situación. 
  2. Los centros identificarán al alumnado desconectado para preparar planes específicos de recuperación y refuerzo. 
  3. Esfuerzo para identificar al alumnado sin medios digitales. 
  4. Organización de recursos de apoyo para favorecer la atención al alumnado con necesidades educativas especiales. 
  • Flexibilización del currículo y programaciones didácticas
  1. Centrar las actividades lectivas del último trimestre en aprendizajes imprescindibles, renunciando a un cumplimiento total de los propósitos iniciales del curso. 
  2. Aprovechar el tercer trimestre para desarrollar actividades de recuperación, repaso, refuerzo y ampliación de aprendizajes anteriores. 
  • Adaptación de la evaluación, promoción y titulación:
  1. Adaptar el sistema de evaluación del alumnado, con el objetivo prioritario de que los estudiantes no pierdan el curso. 
  2. La promoción de curso será la norma general, considerándose la repetición de curso una medida muy excepcional. 
  3. La titulación debe ser la práctica habitual para los alumnos de 4º de ESO y de 2º de Bachillerato y de FP, para lo cual las Administraciones educativas adaptarán los criterios exigibles para obtenerla. 
  • Preparación del próximo curso
  1. Con la finalidad de permitir el avance de todos los alumnos, se organizarán planes de recuperación y adaptación del currículo y de las actividades educativas para el próximo curso. 
  2. Diseño de planes de contingencia con las CCAA para responder a nuevos periodos de alteración del curso. 

El documento también prevé acuerdos específicos diseñados por etapas educativas (Educación Primaria, Secundaria y Bachillerato), con adaptación de criterios de evaluación; procedimientos de evaluación; y criterios de promoción y de admisión de alumnos. Por último se recogen una serie de acuerdos para la Formación Profesional de los alumnos. 

Print Friendly, PDF & Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *