La educación intercultural en el colegio

Linnea Sánchez Sepulveda, psicóloga.

Coordinadora del área de migraciones de Psicólogos y psicólogas sin fronteras.

Compartir:

La crisis humanitaria en Ucrania nos ha dado la posibilidad de cuestionarnos y reflexionar sobre distintas temáticas que comienzan a ocurrir cuando un grupo de personas de otro territorio, comienza a llegar al nuestro. En la Comunidad Valenciana la migración y la integración de infancias en espacios educativos es de larga data, por lo que hay experiencias vividas y buenas prácticas estudiadas.

Desde la psicología se lleva años estudiando el fenómeno de la migración y la interculturalidad. En la actualidad, sabemos con claridad que existen múltiples beneficios de la convivencia intercultural para el desarrollo de la infancia y para el sistema educativo en general. Estos beneficios sólo serán posibilitados si el modelo educativo que utilice el colegio en su educación sea el modelo intercultural. En este enfoque la base está dada por el respeto y valoración de la diversidad cultural.  Ahora bien, es fundamental pensar en el colegio como un espacio de socialización primario, es decir, para la etapa de infancia y adolescencia corresponde a un espacio de transformación, creación de hábitos, desarrollo y crecimiento. Además, el colegio es una gran oportunidad para compartir e interactuar con personas de distintos orígenes, creencias, costumbres, tradiciones. Es por esto que el modelo de educación intercultural es fundamental en este espacio, para generar las transformaciones que como sociedad necesitamos.

Imagen cedida por Pixabay

¿Cómo puede un colegio incluir en su educación el modelo de educación intercultural?

Aquí proponemos algunos elementos fundamentales para ayudar a la comunidad educativa a fortalecer y trabajar en función de la integración de los niños y niñas de origen extranjero.

Formación en Interculturalidad

No se puede pretender que la población educativa se encuentre ya informada sobre cómo educar con el modelo intercultural, es por esto que se requiere una inversión en formación y preparación de toda la comunidad educativa, es decir, desde estudiantes, AMPAS, equipo directivo y docentes de los colegios. La formación debe incluir nuevas formas de pasar contenidos dentro del aula de clases para maestros y maestras, pero también debe estar pensada para las familias y en cómo desde el hogar podemos potenciar este modelo y prevenir situaciones de racismo y discriminación en el colegio.

Trabajo con toda la comunidad escolar

El trabajo de integración no es una tarea que deba delegarse solo al nuevo estudiantado de origen extranjero, sino que es un compromiso que debe ser transversal en toda la comunidad. Si queremos que las nuevas familias se sientan acogidas, debemos realizar distintos tipos de acercamientos para saber cómo podemos adecuar nuestra comunidad y generar un espacio de confianza y bienvenida. Es fundamental hablar y preguntar a las nuevas familias, cuáles son sus necesidades inmediatas, para brindar apoyo específico y eficaz.

Sensibilización en temáticas de racismo y discriminación

El racismo y la discriminación por país de origen ha ido aumentando en los últimos años en nuestro país, por lo que se hace necesario trabajar en estos temas, que no se transformen en tabú y que toda nuestra comunidad escolar sepa identificar cuando están frente a una situación de racismo o discriminación. En particular, dentro del aula de clase, debe existir tolerancia cero a comentarios racistas y discriminatorios de cualquier tipo. Se recomienda trabajar esta temática con referentes nacionales e internacionales, así como testimonios, que pueden acercar a niños y niñas esta realidad que viven las personas migrantes todos los días.

Potenciar comunicación asertiva

Ligado a lo anterior, la resolución de conflictos dentro de la comunidad educativa, siempre debe estar fundamentada en el respeto como principio irrenunciable. La comunicación asertiva es una herramienta útil que puede ayudar a resolver los múltiples conflictos que ocurren en el espacio educativo. Estas herramientas deben ser utilizadas por toda la comunidad escolar y debemos también llevar estas herramientas a casa de cada niño y niña. La resolución de conflictos basada en la comunicación, el respeto y la igualdad es una forma de prevenir actitudes y situaciones racistas.

Dar valor a la Interculturalidad

El que nuestra comunidad esté conformada por personas de distintos orígenes es provechoso para el proceso educativo, es por esto que debemos dar espacio para celebrar y conocer las distintas culturas, países, tradiciones que la compongan. Algunas actividades que promueven este encuentro y que ya se realizan en algunos colegios son, conmemorar los días de, ferias de comidas típicas, presentaciones de los países de origen, celebración y muestra de bailes. Es provechoso que estas actividades puedan involucrar a toda la comunidad educativa, ya que como se mencionó anteriormente, la integración es una tarde a de todas y todos.

Tal vez puede interesarte: