La Inclusiva: visibilización de colectivos con discapacidad visual y auditiva a través del diseño

La Inclusiva es un proyecto que busca ayudar a la visibilización y conocimiento de los colectivos con discapacidad visual y auditiva a través del diseño.

¿Cómo? Aunando a través de distintas estrategias las diversas formas que tienen cada uno de estos colectivos de representar el alfabeto y sus distintos símbolos.

Surge de la voluntad de explorar nuevas formas en el desarrollo de las fuentes digitales de carácter educativo, siendo por ello de descarga y uso libre.

Diseñada para titulares y grandes tamaños, aúna de forma equilibrada los distintos sistemas de representación del alfabeto en una única fuente. Bajo esta premisa, se generan diversas herramientas:

– Una tipografía digital de uso libre y descarga gratuita bajo licencia. Buscando que sea fácil de utilizar y no un mero elemento de consulta.

– Una baraja como soporte físico, entendiendo el juego como aspecto básico para el aprendizaje.

– Una web https://www.lainclusiva.com/  realizada por el estudio nabiu. Es una página diseñada para que sea totalmente accesible, donde poder consultar todo el trabajo desarrollado. Que pueda servir de puente para conocer con más detalle a estos colectivos y dónde conseguir más información al respecto.

Se encuentra en su primera fase de desarrollo, disponible actualmente en castellano y valenciano para los distintos sistemas de representación.

Educacion.press ha hablado con Santiago Vicente, ilustrador, diseñador e ideólogo de “La Inclusiva” y responsable del estudio Memosesmas

Santiago Vicente durante uno de los talleres en el Ágora de la WDC Valencia 2022.

¿Cómo surge la idea?
Como suele ocurrir en ciertos casos, los proyectos que realizamos en el estudio se van retroalimentando. En este caso fue realizando un proyecto de escaparatismo durante el festival intramurs en 2018 junto a mis compañeros de nituniyo. El proyecto tenía como premisa el lema del festival: la importancia del trabajo manual, de hacer con las manos. Nos pareció una idea interesante traducir el lema a un sistema de comunicación que precisamente usara la mano, como es el caso de la lengua de signos. A partir de ahí, el proyecto tuvo muy buena acogida y sirvió de germen para pensar en la posibilidad de seguir trabajando en esa dirección.

Siendo conscientes de nuestra ignorancia y bajo la premisa de que probablemente no sea una carencia únicamente personal, sino también colectiva, comenzamos a investigar y a tener interés sobre estos colectivos y sus sistemas de comunicación. Comenzamos a descubrir cosas que nos parecían tan fascinantes que queríamos conseguir trasladar esa inquietud a la mayor cantidad de personas posibles a través de las herramientas que utilizamos en nuestro desempeño profesional.

¿Qué pretende “La Inclusiva”?
Apoyándonos en la comparativa de datos de población del Instituto Nacional de Estadística de 2021, en España hay aproximadamente unos dos millones de personas mayores de seis años que sufren discapacidad auditiva y visual en algún grado. Eso supone tantas personas como la población de comunidades autónomas como Canarias o el País Vasco. Si nos paramos a pensar, ¿qué sabemos realmente de estos colectivos? son muchas personas de las que tenemos un conocimiento muy superficial sobre muchas de sus necesidades, inquietudes, maneras de comunicarse y/o de relacionarse. La principal barrera que tienen estos colectivos para su plena inclusión es nuestro conocimiento y actitud hacia ellos. No se puede incluir en las premisas y proyectos sociales aquello que se desconoce y, por tanto, no se comprende.

¿Cómo pones en práctica el proyecto? El proyecto se lanzó gracias al impulso de VWCD ¿Cómo te han impulsado?
La idea estaba esperando una oportunidad para poder investigar más sobre ella. Y esa oportunidad surgió gracias a las convocatorias realizadas por la València Capital Mundial del Diseño 2022 para apoyar a proyectos donde el diseño aportara algún tipo de solución o planteamiento de temática social. Tuvimos la fortuna de que fuese uno de los elegidos para su desarrollo y eso nos dio el impulso necesario, tanto económico como de puesta en valor, para comenzar a desarrollar la idea y empezar a pensar en el equipo de personas y entidades colaboradoras que serían necesarias para abordar el proyecto.

Háblanos de la tipografía de “La Inclusiva”.
La tipografía Inclusiva Regular surge de la voluntad de explorar nuevas formas en el desarrollo de las fuentes digitales de carácter educativo. Diseñada para titulares y grandes tamaños, aúna de forma equilibrada los distintos sistemas de representación del alfabeto en una única fuente. A partir de todas sus particularidades, tratamos de sintetizar en esta primera versión una tipografía en valenciano y castellano tanto para el alfabeto escrito, como el dactilológico y braille.

La tipografía inclusiva tiene voluntad de uso y no solo elemento de consulta, buscando aumentar la difusión y visibilidad de estos colectivos. Es por ello que se ofrece como fuente de descarga y uso libre bajo licencia Creative Commons desde la web del proyecto https://www.lainclusiva.com/

Para su diseño y desarrollo se ha contado con la ayuda de Miguel Maestro, diseñador enamorado de la tipografía y responsable del proyecto TiposQueImportan y con la revisión y supervisión de la fundación Fesord.

“Porque la principal barrera que tienen para su plena inclusión es nuestro conocimiento.”

¿Cómo ha sido la colaboración con Fesord?
Desde el primer momento que nos pusimos en contacto se mostraron muy receptivos y con muchas ganas de aportar al proyecto. Ha sido una suerte poder contar con ellos, tanto con el departamento de escuela de lengua de signos en las fases de creación y revisión de la tipografía, como con el servicio de interpretación en las diversas presentaciones que hemos realizado a lo largo del año.

Háblanos de la baraja ¿Qué es, porqué, para qué, para quién?
Durante el desarrollo de la propuesta éramos conscientes de que una de las mejores maneras de educar es a través del juego. Por tanto, entendimos la baraja de naipes como el soporte idóneo: fácil de transportar y apta para todos los públicos, permite infinidad de posibilidades según número de participantes, edad, imaginación y conocimiento sobre los distintos sistemas de comunicación, reforzando así los objetivos de didáctica y difusión.

Hemos realizado una primera versión de la baraja junto a la asesoría técnica de Impresum. Está compuesta de 42 cartas con papel glasofonado de alto gramaje y Barniz UVI braille, dándole mucha importancia a la percepción que se tiene a través del tacto.

Foto de ©Brava Estudio

¿Cuál sería el entorno ideal para utilizar la baraja?
No hay un entorno más favorable que otro a la hora de su utilización. Creemos sinceramente que por su enfoque como juego puede servir como elemento de aproximación y aprendizaje a partir de cualquier edad y conocimiento previo. Únicamente es necesario tener inquietud y curiosidad por saber algo más de estos colectivos minoritarios y minorizados.

Sí que es cierto que pensamos que generar ese clima es más propicio en centros de enseñanza o educativos, que es a los lugares a los que nos gustaría llegar. A día de hoy estamos trabajando para realizar y diseñar actividades didácticas en colegios, centros culturales y otras instituciones, fomentando el diálogo y el aprendizaje.

¿Qué feedbak ha tenido “La Inclusiva”?
Durante este año, hemos tenido la suerte de poder hacer diversas presentaciones y talleres del proyecto:
– La exposición y charla dentro del ciclo de ‘Temporada Ilustrada’ organizada en el Muviment.
– Presentación en el centro de innovación Las Naves, contextualizado dentro de la línea de trabajo de “diseño inclusivo y social” e “innovación a través del diseño”, debatiendo sobre la relación entre el diseño y la inclusión.
– Coincidiendo con el Día Internacional de las Personas con Discapacidad, el Àgora València de la WDC Valencia 2022 acogió la presentación de fin de ciclo y un taller donde se experimentó sobre la baraja y sus posibles usos.

En todas ellas la respuesta por parte de los asistentes ha sido muy positiva. Se ha preguntado mucho y creemos ha suscitado mucho interés, lo que nos ayuda a seguir trabajando en la evolución y desarrollo del proyecto.

 “La Inclusiva” ya ha tenido algún taller. ¿Cómo ha sido?
Durante este primer año de trabajo hemos realizado algunos talleres formativos iniciales, utilizando la baraja como herramienta de aprendizaje y descubriendo sus características y potencialidades. La respuesta ha sido muy buena: a través de pequeñas dinámicas, las personas participantes iban investigando y proponiendo distintos modos de juego. Nos ha sorprendido la velocidad de aprendizaje, sobre todo la de los más pequeños.

Tus deseos para este 2023 y “La Inclusiva”
Nuestro deseo principal es que, tras esta primera fase de desarrollo, la Inclusiva no se quede en un proyecto almacenado en un cajón. Que realmente llegue a un público mayoritario, logrando los objetivos que se propone. Tan importante es la fase inicial de trabajo como la capacidad de mantenerlo posteriormente en el tiempo.

Para ello nos encantaría poder seguir teniendo el apoyo institucional y económico suficiente para poder continuar desarrollando el proyecto. Entre los nuevos objetivos estarían: por un lado, realizar una segunda edición de la baraja para poder ofrecerla a toda persona que esté interesada en aprender un poco más sobre estos colectivos. Por otro lado, poder seguir trabajando en desarrollar actividades didácticas en colegios, centros culturales y otras instituciones, fomentando el diálogo y el aprendizaje. Por último, seguir contando con todas las personas y entidades que han entendido las intenciones del proyecto desde el primer momento. E incluir a todas aquellas que quieran sumarse a él. La Inclusiva es fruto del trabajo conjunto de muchas personas implicadas y muchas disciplinas. Cualquier proyecto, y más uno que pretende fomentar la inclusión y tiene un carácter social, no puede llevarse a cabo si no es desde el trabajo colectivo.

Fotos de ©Brava Estudio

Todas las fotografías de este reportaje han sido cedidas por ©Brava Estudio

Educacion.press

Otras Noticias

Cómo enfocar la comunicación en un centro educativo

La comunicación en un centro educativo se emplea para informar a los miembros de la comunidad educativa (claustro, alumnado, familias…) y establecer relaciones con el entorno (instituciones, población en general, medios de comunicación)